Crónicas ENATIC.

logoENATIC_1

El pasado 21 de Febrero tuve la oportunidad de asistir en Madrid al Congreso Internacional de Derecho Digital 2014, organizado por ENATIC, asociación de la que formo parte. Una oportunidad única para saludar a compañeros y amigos, desvirtualizar y poner cara a muchos grandes de la profesión y disfrutar- entre risas- de la energía sideral del gran Chewbacca en la entrega de premios.

Agradecer desde aquí el esfuerzo de mis compañeros, quienes han montado un Congreso para nuestro disfrute y regocijo, en el que hemos podido debatir -desde muy distintas vertientes- sobre el cambio que nos está tocando vivir. Ciberdelitos, seguridad de la información, privacidad, derechos fundamentales, neutralidad de la red así como los siempre “silenciosos” aspectos económicos y los “paraluego” aspectos éticos. Ello gracias al dedicado y entusiasta discurso de los ponentes, todos ellos profesionales de reconocido prestigio, quienes nos hicieron vibrar al verbalizar, con gran acierto, numerosas reflexiones sobre el estado actual del derecho y la tecnología, así como los grandes retos a los que con ello nos enfrentamos, primero como sociedad y después como abogados.

La solemnidad y especialidad del acto – inaugurada por el Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información – así como por nuestro presidente Rodolfo Tesone, bien pudiera haber ido acompañada de la espada láser (real) creada por el MIT y el equipo de físicos de la Universidad de Harvard evocando a la mítica saga Star Wars, aunque de lo que allí se habló, pese a parecer futurista e incluso a veces, ciencia ficción, no fue otra cosa que nuestra más absoluta realidad.

¿Disruptivo?

Por supuesto. La tecnología, a diferencia del derecho, que la sigue con un enorme y pesado bastón, es disruptiva. ¿Cómo afrontarlo? Pues como sugería Ramsés Gallego en un inspirador y brillante discurso- evocando a personajes tan dispares como Wayne Gretzki (jugador de hockey sobre hielo), Darwin y al maestro Bob Dylan: patinando. Patinando “hacia donde estará el disco, no hacia donde ha estado”, como hacía Gretzki. Hemos de saber adaptarnos a la nueva realidad, como siempre lo hemos hecho, pues “las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio” (Darwin). Cause “you better start swimmin or you´ll sink like a Stone, for the times they are a-changin’ (Dylan).

Ello implica la necesidad de tender puentes entre ambas disciplinas, como acertadamente expuso Xavier Ribas, quien – como buen catalán – se puso serio y nos habló de dinero. Y ello pese a que el concepto emulsionado de Derecho y Tecnología- al menos de momento- no sea la gallina de los huevos de oro, ni nos esté reportando –aparentemente- los beneficios económicos que sí aportan otras disciplinas del derecho (en alusión a la reciente operación de adquisición de Whatsapp por Facebook).

Read more

Bandeja de Salida.

Un nuevo salto, una nueva ilusión.

Os presento mi nuevo proyecto, este blog. Una idea que lleva mucho tiempo gestándose en mi cabeza, caprichosamente intermitente, como algo necesario, imprescindible, a la que finalmente he decidido dar forma y expulsar de mi bandeja de salida,  con destino a la blogosfera.

No será éste un blog de grandes disquisiciones jurídicas (eso lo dejo para la trastienda de mi despacho). Por el contrario, con él pretendo crear un espacio fresco y dinámico, de reflexión y conocimiento, en el que compartir semanalmente noticias, curiosidades, “tic-motions” sobre Derecho y Tecnología, así como debatir – de forma sencilla y para todos los públicos- sobre su necesaria, precipitada y convulsiva interacción. Interacción que incorporamos sin esfuerzo a nuestra vida privada y que gobierna ya, casi sin darnos cuenta, nuestra actividad profesional. Interacción de carácter altamente disruptivo, que se ha adueñado de nuestros escenarios tradicionales para transformarlos – a la velocidad de la luz – en otros sustancialmente distintos; donde Internet – global y ubicua – avanza, imparable, abatiendo modelos de negocio tradicionales y lanzando al estrellato negocios cuyo éxito hubiera sido impensable hace bien poco.

Estamos viviendo un cambio de paradigma, un auténtico cambio de época, en el que el mundo online y el offline confluyen y se confunden, formando un único mundo en el que la tecnología nubla los límites de la ética y la legalidad. Tenemos por delante grandes retos… y también grandes oportunidades.  Necesitamos reflexionar, construir, y seguir avanzando.

¿El enemigo? el tiempo.

¿Normas? infinidad, en todos los países. Y muchas de ellas del siglo pasado.

¿Certezas? Pocas; hacemos camino al andar.

Ese es el gran reto. Mi reto. Y por eso este blog, para que podamos hablar de ello.

 

Neuromejora ¿y tú qué opinas?

El próximo día 22 de mayo he sido invitada a participar como ponente en SuperMi, primer debate público sobre la neuromejora en España, organizado por el Observatorio de la Comunicación Científica de la Universitat Pompeu Fabra (OCC-UPF), la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT Coruña) – donde tendrá lugar el evento-  y la Asociación de Amigos de la Casa de las Ciencias (AACC).

En él hablaré, conjuntamente con investigadores, profesores, desarrolladores y periodistas, de los aspectos éticos y regulatorios que pueden afectar a la neuromejora en sus distintas aplicaciones.

Me hace especial ilusión volver a La Coruña, de la que conservo fantásticos recuerdos y grandes amigos, y más para hablar de un tema tan fascinante como la neuromejora, en la que los avances científicos y tecnológicos exigen plantear un debate técnico, ético y legal (de los que a mí me gustan) sobre las posibilidades de su aplicación.

Os preguntaréis qué es eso de la neuromejora.

La “neuromejora” es un campo de la investigación y la innovación que busca mejorar las capacidades mentales humanas; pero no únicamente tratando enfermedades neurológicas como pudieran ser el Alzheimer, el Parkinson o el TDA – en los que se están obteniendo resultados sorprendentes – sino también incrementando – y ahí reside el gran debate– las capacidades cognitivas de personas sanas.

Atractivo a la par que inquietante.

¿Quieres ser más listo, más fuerte, tener más memoria, más resistencia, mayor capacidad para resolver problemas o ser más resolutivo? ¿qué estarías dispuesto a hacer para conseguirlo? ¿te tomarías un medicamento? ¿dejarías que te implantasen un electrodo en el cerebro? ¿cuáles serían las ventajas e inconvenientes de todo ello? ¿y los efectos a medio y largo plazo?  ¿quién ha de decidir sobre su utilización? ¿cómo se ha de regular?.

Hablaremos de todo ello. El objetivo de la sesión, y del Proyecto NERRI en el que ésta se enmarca, es conocer la opinión, expectativas y sentir de la sociedad respecto la neuromejora, a través de un juego interactivo en el que el público votará y dará su opinión sobre las cuestiones que allí se susciten. Las conclusiones de la misma, conjuntamente con las conclusiones recogidas en las más de 40 actividades similares que se están organizando a nivel europeo, serán trasladadas a la Comisión Europea, políticos, sociedades científicas y mundo empresarial para la toma de decisiones.

¿Te animas a jugar con nosotros?

Carmen Casado Ticmotions

Contacta